Huermur obliga a Cultura a incoar expediente BIC para el entorno de la Rueda de La Ñora

La Asociación para la Conservación de la Huerta y el Patrimonio de Murcia (Huermur) ha logrado la incoación de expediente de protección del entorno del monumento de la Rueda de La Ñora, que fue declarado Monumento Nacional en 1982 y que actualmente ostenta la categoría de Bien de Interés Cultural BIC.

2 ago. 2019. Redacción

«La Rueda de La Ñora y su acueducto conforman uno de los monumentos más importantes de la huerta de Murcia, pues los orígenes de esta noria datan del siglo XV», señala la asociación conservacionista. La construcción estaba, y continúa estando, destinada a la elevación de aguas desde la acequia mayor de Aljufía a otros canales menores que van a parar a los huertos situados a una altura superior a la de la acequia en la que se encuentra situada la noria.

Imponente Rueda de La Ñora, para la que Huermur exige la protección de todo su entorno. Foto: HUERMUR
Incoación por silencio administrativo

Huermur señala en un comunicado que la incoación «se produce tras la solicitud de Huermur el pasado mes de diciembre de 2018 ante la Consejería de Cultura, para que se estableciera el correspondiente entorno de la Rueda de La Ñora, y tras haber transcurrido el plazo de seis meses para su incoación, ésta se ha producido por el silencio positivo previsto en la Ley 4/2007, de Patrimonio Cultural de la Región de Murcia».

Hasta ahora, señalan desde Huermur, este emblemático monumento de Murcia carecía de una protección completa, al haber anulado el TSJ en 2016 el entorno que estableció la Consejería de Cultura por aquel entonces. «Por ello, y tras haber comprobado que ni el Ayuntamiento de Murcia ni la propia administración regional habían actuado para incoar uno nuevo, Huermur decidió tomar la iniciativa».

El expediente define un entorno de protección de más de 79.000 metros cuadrados, que engloba los terrenos de huerta cercanos a la Rueda, un importante tramo de la acequia Aljufía, y el acueducto ligado a la obra de ingeniería del regadío tradicional.

Huermur espera que el Ayuntamiento de Murcia, sus dirigentes, y la propia Junta de Hacendados propietaria del monumento BIC, se sumen a la iniciativa y apoyen la debida protección de este legado cultural de la huerta de Murcia cuyos orígenes se remontan al siglo XV.

La entidad conservacionista espera que «el Ayuntamiento de Murcia recapacite, revise y anule el tramo de la Costera Norte que tiene previsto según el propio PGOU pasar por encima del monumento y partir acueducto de la Rueda de La Ñora. Una previsión, que desde Huermur califican de auténtico atentado contra el patrimonio histórico y cultural de Murcia y su huerta, si el Consistorio de la capital lo permite y autoriza».

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies