Visitantes, móviles y redes sociales contemplan a orillas del Mar Menor la muerte masiva de peces

La orilla del Mar Menor en Lo Pagán era este sábado un dantesco espectáculo. Decenas de miles de peces muertos en la orilla y otros chapoteando mientras agonizaban y cientos de personas que se acercaban a contemplar la horrible imagen, grabarla en sus teléfonos móviles y subirla a las redes sociales.

13 oct. 2019. Mario Crespo

Todo tipo de peces, langostinos de todos los tamaños, cangrejos autóctonos y azules, anguilas… todo tipo de seres marinos saltaban en su último hálito desde el agua a la arena de la orilla para morir. Peces languideciendo, anguilas buscando una salida inexistente, otros en el fondo del agua en la orilla muertos o muriéndose… y numerosos curiosos grabando esta agonía con sus móviles y comentando el suceso.

La muerte masiva de peces ya tuvo un primer episodio el pasado día 4 y se ha repetido este sábado 12, esta vez en la playa de Lo Pagán, en San Pedro del Pinatar.

Los medios de comunicación regionales se han hecho eco del suceso, aunque en las redes sociales los vídeos y fotografías eran compartidos por miles de ciudadanos. La masa de peces muertos tenía de marrón las aguas como si de una mancha de petróleo se tratase. Algunos de estos vídeos fueron elaborados y difundidos por la Coordinadora Salvemos el Mar Menor.

Los visitantes contemplaban atónitos el espectáculo de la muerte masiva de peces

La causa clara es la falta de oxígeno en las aguas del Mar Menor, que provoca la asfixia de los peces. Pero en lo que no se ponen de acuerdo es en la causa de esa súbita falta de oxígeno en el agua. El alcalde de San Javier, Antonio Luengo, achacaba al episodio de lluvias de la DANA de mitad de hace casi un mes, que supuso la llegada de muchísima agua al Mar Menor desde las ramblas de todo el Campo de Cartagena. Pero en el trasfondo de este problema está el proceso de eutrofización de la laguna, es decir, la recepción de nitratos y otros químicos fertilizantes utilizados por la agricultura de la zona que acaban en el mar. Estos abonos acaban siendo nutrientes de algas y otros organismos que alteran la flora marina, la temperatura, el nivel de oxígeno y el color del agua. Hasta los Reyes comentaron en su reciente visita a Los Alcázares, para observar los efectos de la DANA, el extraño color que tenía el Mar Menor.

Las autoridades han izado las banderas rojas en las playas de la zona, para impedir el baño, y recuerdan a los visitantes que los peces y crustáceos no son aptos para el consumo. Agentes medioambientales han recogido toneladas de peces muertos, a la vez que trasladaron al interior de la laguna aquellos que aún vivían para evitar su muerte.

Titular de La Verdad de 1987

El Mar Menor ha sufrido agresiones con graves consecuencias desde hace décadas. El desarrollo de la agricultura en el Campo de Cartagena, gracias a la llegada del Trasvase Tajo-Segura, y un urbanismo desmedido, ya eran patentes en los años 80, en que se aprobó el Plan Integral de Saneamiento del Mar Menor. Ese plan tenía como horizonte 1992 para la descontaminación de la laguna. Casi tres décadas después, la laguna está peor que nunca.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies