SUBE QUE TE LLEVO. Artículo de Emilio Chicheri

EMILIO CHICHERI. 18 oct. 2019

Artero, Sintrom y pentotal

¡¡Buenas noches, amigas y amigos!! Perdonad si os doy mucho el tostón cada día, cada noche, pero a mí es que me gusta escribir. La verdad, es que me gusta más escribir con boli y papel, a la antigua usanza, que escribir por aquí… pero bueno, por aquí no está mal tampoco.

Tengo en mi casa de alquiler, como todas las casas en las que he vivido, una serie de libretas, llenas de canciones, poemas, prosa, chaladuras, relatos breves, etc. que, alguna vez los ojeo y sé perfectamente cuando los escribí. Son recuerdos que ahí están. Parte de mis experiencias en mi vida, quizás las partes mas auténticas de mi vida.

Hoy, esta noche, os quiero contar algo sobre mis pastillas, que tanto las empleo para causar buen humor. En realidad no son muchas las que tomo, en comparación con otra gente que se toma diez o más. Tomo tres pastillas para la tensión y el corazón y la más delicada es el Sintrom. Lo tomo por obligación desde la segunda operación de corazón que me hicieron, hace más de 30 años y por la cual me implantaron una prótesis metálica y mecánica. El Sintrom es matarratas, es veneno para las ratas. Lo comen y se les licua la sangre y les producen la muerte sin remisión. Yo tengo que hacer caso a las dosis que cada día tengo que tomar y seguir unas pautas escrupulosamente, análisis frecuentes para ajustarme la dosis, no comer ciertos alimentos, no puedo tomar medicamentos que interfieran con el Sintrom y unas cuantas cosas más. En pocas palabras, el sintron, tomándolo con disciplina y haciendo caso a las dosis, es lo que me mantiene vivo muchos años ya.

El doctor Artero fue el que me opero en Madrid. Era o es, el padre del actor de televisión que hace de comisario en una serie de La Primera y en ‘Verano azul’ era el niño Javi, pecoso, rubiales. No sé si sabéis a quién me refiero. Estoy inmensamente agradecido al doctor y cirujano Artero, por que si estoy vivo es gracias a él y me gustaría darle las gracias a su hijo en persona por el padre tan cojonudo que tiene o que tuvo. Enrique Martinez, si me lees, díselo tú, por favor.

Artero, Sintrom y pentotal, son tres palabras que no he olvidado nunca. La luna sigue su camino entre los pinos del jardín de Campoamor. De vez en cuando me asomo a la ventana para verla.

Emilio Chicheri. Músico

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies