Huermur exige que el BIC para proteger la Aljufía y la Alquibla se extienda a toda la red de acequias

La Asociación para la Conservación de la Huerta y el Patrimonio de Murcia (Huermur) ha anunciado la presentación de un recurso ante la Consejería de Cultura para modificar y mejorar la incoación como Bien de Interés Cultural BIC de las dos acequias mayores, Aljufía y Alquibla, que son los principales canales de riego de la Huerta de Murcia.

31 oct. 2019. Redacción

Huermur recurrirá dicha incoación, anunció en un comunicado, «ya que supone una incongruencia con la visión de conjunto de la Red Hidráulica de la Huerta de Murcia que se incluye en diversos documentos previos de la propia Consejería de Cultura, así como en la documentación de la Consejería de Fomento, relativa al Proyecto Europeo Naturba, los documentos sobre el paisaje de la comarca, así como el expediente presentado ante la UNESCO relativo al Consejo de Hombres Buenos, también protegido como BIC y  cuyo sustento material es la red de acequias y azarbes de la Huerta de Murcia, en su conjunto».

La entidad señala que “no vamos a aceptar ningún lavado verde del Gobierno regional que intente esconder la problemática patrimonial de la Huerta detrás de una declaración BIC vacía de contenido real, que es una chapuza, y que no contempla la realidad de la red de acequias, que es un conjunto donde los cauces de las acequias menores van indisolublemente unidos a sus acequias mayores, así como todo el patrimonio asociado a unas y otras: quijeros, arbolado de ribera, partidores, molinos y sus pantanos, acueductos, ceñas y los propios saberes inmateriales asociados al regadío”.

Acequia de Barreras, dañada por la Dana de septiembre. Foto: HUERMUR
La declaración de BIC incluye elementos de riego demolidos o ya protegidos

Para Huermur, proteger las acequias mayores “mediante un simple listado de elementos ya protegidos en la propia Consejería o en los ayuntamientos” no tiene ningún sentido, cuando además “la propia incoación BIC que se ha publicado incluye elementos ya desaparecidos y demolidos, así como definiciones caducas de otros monumentos previos”. La asociación resalta que “Cultura ha obviado incluir que existen varios expedientes en marcha para proteger los entornos BIC de las norias y acueductos de La Ñora y Alcantarilla, por donde precisamente pasan las acequias Aljufía y Alquibla”.

Sergio Pacheco, presidente de Huermur, ha indicado que “esta protección es muy necesaria, pero siendo de forma completa, seria, y recogiendo en la declaración BIC todos los bienes de la red de acequias milenarias de nuestra huerta, y no solo una parte. Sería inconcebible que por ejemplo, de la Catedral de Murcia solo se protegiese su torre y todo lo demás quedara fuera de protección al amparo de la ley de patrimonio cultural”, añadiendo que “es un expediente BIC que llega tarde y mal”.

El BIC, de hace ocho meses, lo firma un director general ya cesado

Asimismo, la asociación ha criticado que “la tramitación de este expediente, según se desprende de la publicación en el BORM, es de las más extrañas que hemos conocido, ya que es una incoación BIC que se produce el pasado mes de febrero, hace 8 meses, incoación que no se reconoce y se firma hasta el mes de julio”, para después “quedarse en los cajones de la Consejería de Cultura hasta el mes de octubre, cuando se publica en el BORM, incluyendo la firma de un director general que ya ni ocupa su puesto, y que fue cesado de Bienes Culturales hace más de un mes”.

Por ello, Huermur va a presentar una queja administrativa ante el Servicio de Atención al Ciudadano de la Dirección General de Regeneración y Modernización Administrativa de la CARM, para que “se esclarezca cómo pueden seguir pasando estas cosas en la Consejería de Cultura, que ya ha sufrido varios varapalos judiciales en los últimos años” así como para “saber si siguen dentro de los cajones del Servicio de Patrimonio Histórico otras incoaciones de BIC”, ya que “la protección del patrimonio no se puede tratar como una chistera de la que ir sacando ocurrencias a voluntad”.

Huermur destaca, por último, que “acudiremos a todas las instancias para que se reconozca el valor de la Red Hidráulica de la Huerta de Murcia, un conjunto que sigue sufriendo a día de hoy ataques, talas, entubamientos y amputaciones, precisamente durante los meses que se encontraba incoado este expediente pero seguía sin publicarse en el boletín oficial”.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies